7261032620_05987a2e62_b

Cómo hacer una tónica DIY

Posiblemente ya sabréis que todo lo do it yourself, el hazlo tú mismo, está de moda. Las siglas DIY, con la que se abrevia esta tendencia, están por todas partes y no hay que hacer muchos esfuerzos para encontrar instrucciones para hacer en casa prácticamente cualquier cosa. Por poder hasta se puede hacer una ginebra artesanal en casa.

Y si te haces tu propia ginebra, ¿por qué no hacer tu propia tónica casera? Teniendo en cuenta que aquí no hay que destilar nada, posiblemente sea incluso más sencillo. La receta ya circula por los blogs estadounidenses y no hay más que echarle un poco de valor para ponerse a hacerla. El resultado, por cierto, será de colores, porque al no usar quinina industrial no será transparente como sucede con la tónica comprada.

¿Qué necesitas para hacer tu tónica DIY? La lista de ingredientes es la que sigue:

1 limón

1 lima

2 tazas de agua

2 cucharadas de cinchona (también se llama quina: habrá que confiar en internet y en los herbolarios para conseguirla)

1 cucharada y un cuarto de ácido cítrico en polvo

1 tallo de lemongrass, que en castellano también se conoce como hierba limón o citronela

1 taza y media de azúcar

6 tazas de agua carbonatada

Con todos estos ingredientes estarás listo para hacer tu tónica. La receta parece laboriosa, pero pensar en hacer tu propia tónica siempre tiene un punto motivador. Hay que empezar por rallar el limón y la lima y sacarles  también el zumo. La piel rallada y el zumo irán a una cacerola con el agua, la cinchona, el azúcar, el polvo de ácido cítrico y el lemongrass (que habrá sido antes picado en trocitos. Se lleva a ebullición y luego se deja durante unos 45 minutos a fuego medio.

Cuando ha pasado ese tiempo, tendremos el sirope que será la base de la tónica. Hay que colarlo (todas las veces que sean necesarias para que no queden restos sólidos) y luego se deja durante dos horas para que enfríe. Se puede guardar en la nevera.

Tras ese tiempo de enfriamiento, será ya posible hacer la tónica: solo hay que mezclar el sirope con el agua carbonatada. La fórmula para que el resultado final sea agradable es una parte de sirope por cuatro de agua.

Pero si estas instrucciones te han parecido muy complicadas, no desesperes: siempre puedes echar mano de las tónicas embotelladas (o comprarte un pack de ginebra y tónica y matar dos pájaros de un tiro)

Foto VGB.Studios

2 thoughts on “Cómo hacer una tónica DIY”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


− 1 = six

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>