bloom2

Bloom, la revolucionaria

Bloom. He aquí una ginebra intencionalmente sorprendente, salida de un proyecto arriesgado pero claro de G&J Greenalls (segunda destilería inglesa, que no es broma) y de las creativas manos de la única master distiller británica, Joanne Moore. Una ginebra que ya se ha asentado con firmeza en muchas barras de todo el mundo a base de romper prejuicios de forma contundente. Una ginebra que hay que probar.

Yo soy uno de esos prejuiciosos que tienden a escapar de las nuevas ginebras y especialmente de las poco clásicas, acusándolas de enmascarar el verdadero sabor de la ginebra, de hacer experimentos con gaseosas, de venderse al nuevo mercado en auge. Con Bloom, debo reconocer que me equivocaba. En este caso, las innovaciones son un desafío al canon y a los paladares intransigentes.

bloom1

Por supuesto, Bloom es una Premium al estilo London Dry destilada por triplicado con todo el mimo y con agua de manantial. Parte de los botánicos imprescindibles (enebro, raíz de angélica, cubeba, jengibre, pimienta, naranja) pero desafía lo establecido con sus tres botánicos estrella: madreselva, manzanilla y pomelo. La base cítrica de este último no es en general de mi agrado, pero casa perfectamente en la combinación.

Nada que ver con su torturado homónimo Leopold…

La madreselva y la manzanilla son dos botánicos poco habituales que otorgan un tono marcadamente floral a esta ginebra, por lo demás fresca y suave (como su elegante botella, por cierto). Y sobre todo dulce, esa nota característica tan agradable de Bloom. Pero ojo, no dulzona; encontrarás también un puntito amargo y especiado en buen equilibrio con la predominancia dulce, floral y cítrica.

La combinación habitual que se recomienda para Blooms es con tónica Fentimans y fresas naturales como aromatizante. Ha aparecido incluso una versión muy estival especialmente pensada para tomar con limonada o ginger ale que incluye la fresa en la destilación (y otra con endrinas maceradas; pacharán inglés, lo que hay que ver). G&J Greenalls buscan nuevos mercados sin complejos pero con buenas ideas.

Bloom es probablemente la ginebra que ha desafiado el sabor ortodoxo de la Dry Gin con más fundamentos y saber hacer. Sin miedo a cambiar las cosas y, lo que es aún más raro, para mejor. En su propia página alardean de que te preguntarás si realmente estás bebiendo una ginebra. Nunca me imaginé diciendo esto, pero no sólo tienen razón, sino que además me parece bien.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


+ six = 15

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>