cafetonic

Un cafetonic, por favor

¿La mayor revelación desde el jamón con melón o solo otra ocurrencia peregrina de una sociedad enferma de gilipollismo como es la nuestra? Hoy hablamos del cafetonic, esa mezcla al borde del delirio que invade las barras y terrazas más trendys de esta parte del universo mundo. ¿No lo has probado?

Mar Calvo lo explicaba de maravilla en este post: el café-tonic, coffeetonic o lo que sea (al nombre aún hay que darle una vuelta) es en realidad un bebedizo con grandes perspectivas, café y burbujas en un solo vaso, cómo no se le ha ocurrido a Mr. Coke; pero está en proceso de formación, por lo que las mezclas son todavía variables.

No es un gin tonic con unos granos de café; eso es… bueno, un gin tonic con unos granos de café, aunque tiene mucha gracia. La combinación de café y tónica sí es todo un acierto, pero todavía no hay consenso… ¿café expresso o americano? ¿Tostado fuerte o ligero? Lo único claro y que parece convencer a todos es que la tónica sea de calidad y debe verterse primero; el café, con cuidado para mantener las dos diferentes densidades.

Puede convertirse en la clave del próximo verano…

Amargo y astringente como el café, fresco gracias al hielo (una vieja alianza que en España conocemos bien), con la burbuja algo cítrica de la tónica. Un acierto, sin duda. Pero… No sé, me estaba acordando de la ginebra (no sé por qué), la pobre se queda fuera de la ecuación. Y eso o podemos permitirlo; si se echa café a la tónica, se podrá echar ginebra al café…

Bueno, lo de la ginebra en el café no viene de ahora, es un carajillo inglés de toda la vida; el desafío está en incluir los tres ingredientes, y seguramente sea una cuestión de orden y proporción. La ginebras sobre el hielo, y en la ginebra los aromáticos que tengamos que infusionar, en este caso de momento ninguno, pero habría que valorar meterle alguna fruta del bosque.

Sobre la ginebra, el café; creo que lo ideal será medio expreso, para no ofuscar la mezcla pero que coja ese hermoso color negro. Sobre la mezcla, la tónica, con mucha delicadeza; que sea suave y algo cítrica. Mezclar muy ligeramente y acompañar con twist de limón. Los más dulces pueden agradecer un toquecillo de sirope. Un gintonicafé, un Kenia gin tonic, un gintonic moreno… llámalo como quieras, pero únete a la búsqueda de su mejor versión.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


9 − = eight

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>