mrqcumber

Es una tónica, es un refresco…? No, es Mr. Qcumber!

En los aledaños de la tónica, en el horizonte del pepino, en los arrabales de las bebidas carbonatadas, ahí se encuentra Mr. Qcumber, que no es nada de eso y todas las cosas a la vez. Un acompañamiento que parece haber sido credo ex profeso para acompañar a la ginebra, ¡y no es así!

Mr. Qcumber es una idea de una compañía inglesa, Essential Health, dedicada a los productos saludables. Vieron el hueco y apostaron por un refresco con un nuevo sabor: pepino. Refrescante, muy poco calórico, completamente inédito en el panorama, lo que le valió múltiples reconocimientos en 2013, cuando apareció en el mercado. Bastó añadirle agua mineral con gas de manantial (Radnorshire, Gales) y hop, milagro.

De esta bebida destaca ante todo, pero no sólo, su marcado aroma a pepino: amargo, fresco, con un fuerte punto de astringencia. La burbuja del agua mineral le añade un plus muy atractivo. Pero lo más interesante es la pureza, la simplicidad de la mezcla. Está claro que nunca llegará a ser un producto de consumo masivo, pero Mr Qcumber es un apreciable experimento que los amantes de la ginebra deben tener en cuenta.

Mr. Qcumber podría haberse adaptado perfectamente para el mercado hispanoparlante como Sr. Ppino

Porque la historia de amor entre la ginebra y el pepino es hoy en día de sobra conocida por todos cuantos esta carta vieren. En efecto, el pepino le sienta especialmente bien a nuestra bebida favorita, ayudándole a redondear las notas amargas del enebro, tendentes a lo cítrico, y aportando un toque de frescura sutil pero muy adecuada. Un sustituto más que digno de la quinina, distinto y arriesgado…

Así que Mr. Qcumber queda estupendamente bien con una ginebra premium tipo Bulldog, Tanqueray, Martin Miller’s… O con Hendrik’s, por qué no. Podemos acompañarla con un twist de lima y unas hojas de menta. O enebro y hierba limón. O unas hojas de lima kaffir y endrinos. Cítricos, amargos herbales, anisados… Pero nadie te quita de incluir picantes o probar con tonos más propios de las especias.

¿Puede Mr. Qcumber constituirse en sustitutivo de una tónica? Pues no, claro está. Un gin tonic siempre será un gin tonic. Pero es una cosa distinta, una alternativa ocasional que está bien probar por lo menos una vez. Y si te enganchas, desde luego mejor para el tipín es, desde luego.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


5 × = twenty five

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>