pentagono1

Diccionario de botánicos: las cinco familias

Comenzamos aquí lo que se convertirá con el tiempo en una serie acerca de los diferentes botánicos empleados en la confección de nuestra bebida favorita: el gin tonic. Estaréis de acuerdo conmigo en lo fácil que es perderse en la infinidad de productos empleados en el proceso de creación de una buena ginebra, si bien su amplitud aromática es de lo más apreciable.

Vaya por delante que ni soy un experto sumiller ni poseo un paladar capaz de reconocer los más sutiles matices (distingo el vino de la cerveza mayormente por el color), pero se impone hacerse una idea de lo que bebemos, si queremos aprender algo a la larga. Para hacerse es idea general, lo mínimo es reconocer las cinco familias de aromas que podemos encontrar en una ginebra.

Eeehhh... no, nada que ver con este pentágono, a dios gracias
Eeehhh… no, nada que ver con este pentágono, a dios gracias

¿“Cinco familias” te suena demasiado mafioso para hablar de botánicos? Pues a mí “el pentágono de la ginebra” (que es como se llama habitualmente) me suena satánico y no digo nada… Bueno, el caso es que hay cinco grandes grupos de botánicos de acuerdo con su procedencia, que en realidad son seis… Bueno, vamos a verlo a continuación.

Cada familia de ingredientes da nombre a un tipo de ginebras

La primera familia tiene un solo miembro: las nebrinas. Es evidente que el aroma a enebro es imprescindible en toda ginebra, pero cuando la presencia de otros aromas es poco significativa hablamos de ginebras clásicas. La familia cítrica es la siguiente en importancia; limón, naranja y otros son fijos en las recetas ginebreras, predominando en las llamadas ginebras cítricas.

La familia de las especias es grande y bulliciosa; siempre ha de tener alguno de sus miembros en toda ginebra digna de tal nombre, pero no demasiados. Nuez moscada, canela, cardamomo, raíz de casia, son algunas de las más populares en las conocidas como ginebras especiadas. Si lo que más pesa son las hierbas aromáticas (romero, lavanda o raíz de lirio), la ginebra será del grupo de las herbales.

Hay otras dos familias que suelen contarse como una sola (y si lo piensas es lógico): las de los botánicos florales y frutales. De la rosa al pepino, de la flor de uva a la manzana, de la violeta a la frambuesa, las ginebras en las que predominan sabores de flores y frutas disponen de un amplísimo elenco que crece día a día de mano de los innovadores.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


7 × = thirty five

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>