pimientarosa

Diccionario de botánicos: la pimienta rosa

La más joven y hasta hace bien poco desconocida integrante de la familia de las pimientas… ¡Y no es de la familia de verdad! Escandalosa y desenfadada, la pimienta rosa se ha hecho su espacio en las creaciones de los restaurantes de postín, en los molinillos cuatro pimientas del super y en el ámbito ginebrero. Vamos a conocerla un poco mejor.

Como decíamos ayer, la pimienta rosa no es realmente una pimienta como dios manda, sino un prima muy lejana, Schinus terebinthifolius (de la familia de las Anacardáceas, mira tú). El árbol, originario de la cuenca del Paraná (Paraguay, Brasil, Argentina), alcanza los diez metros, es muy ramado y tiene hojas pinnadas con foliolos ovales. El fruto o drupa, que es a lo que vamos, es la llamada pimienta rosa, y nace en grandes racimos.

En estado natural.

El caso es que la también llamada falsa pimienta o pimienta brasileña ni siquiera pica demasiado; el gusto oscila más bien entre un dulzor afrutado y un cierto tono cítrico con tendencia al amargo muy refrescante que recuerda al pomelo. La responsable, la alta concentración de flavonoides. Aunque se utiliza en algunos platos típicos de América del Sur (como en la chicha de molle peruana) se recomienda su uso con moderación.

Más frecuente en la ginebra como aromatizante que como botánico

Porque la pimienta rosa, ahí donde al veis, también tiene un lado oscuro. Puede provocar fuertes reacciones alérgicas y es nociva ingerida en grandes cantidades, así que conviene espaciar su utilización. Y está entre las cien especies vegetales invasoras más dañinas del mundo. Además, no se le conocen propiedades curativas especialmente destacadas, aparte de cómo tonificante general. Así que ojito con ella.

La verdad es que no son muchas las ginebras que incluyan la pimienta rosa en su lista de botánicos. De hecho, yo sólo he encontrado dos: Siderit, la excelente ginebra española, y la edición muy especial de Audemus Pink Pepper, esa compañía dedicada a destilar ginebras a medida. Si sabéis de alguna otra, no dudéis en comentármelo.

Donde la pimienta rosa ha alcanzado gran popularidad es en el terreno de los aromatizantes. Forma parte de varias nuevas recetas de tónicas (una de Bö y una de Schweppes que me vengan así ahora a la memoria); también, debido al buen maridaje que hace con gran número de aromas, se puede incluir en la más amplia gama de gin tonics, de los más secos a los más innovadores.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


+ 1 = three

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>