5thblack

5th Black Air, la hermana perdida

La familia 5th de Destilerías del Maresme ha crecido. El círculo se cierra, los cuatro elementos están por fin presentes, el cuarteto se completa con 5th Black Air, que viene a reunirse con sus coloridos hermanos Earth, Fire y Water (o Yellow, Red y Blue, como se quiera). Ni cítrica, ni afrutada, ni floral, ¿qué aporta esta nueva hermana?

En realidad, 5th Air podría considerarse la hermana mayor de las otras tres ginebras que ya conocíamos, ya que es la base a partir de la que se crean las demás; digamos que es la plantilla. Una ginebra muy pura de 40 grados alcohólicos que pretende satisfacer a aquellos que prefieren las ginebras más sobrias y sencillas, más cercanas al modelo London Dry original.

“Sencilla” no quiere decir en este caso simplona. 5th Air es una ginebra premium sin ninguna duda, de triple destilación. Se destila con el mismo rigor que las demás ginebras de la familia, pero es a la hora de añadir los componentes botánicos donde se marcan las distancias. En este caso, menos es más. Una filosofía que, aplicada con seriedad, suele ofrecer los mejores resultados.

Una ginebra básica, pura, todoterreno

Aunque los fabricantes no detallan la lista de botánicos, sabemos que, aparte del enebro, se utilizan los componentes básicos de cualquier London Dry: raíz de angélica, coriandro y cáscaras cítricas, limón y naranja para más señas. La lista, seguramente algo más larga, es a pasar de todo deliberadamente corta. 5th Air se basa en la sencillez y la calidad más que en intentar atraer a los bebedores de ginebra reticentes.

El resultado se comercializa en una elegante botella negra, por lo demás gemela a las de sus tres hermanas. Es suave, pura, predominantemente seca, con algunos tonos amargos, terrosos, que agradecerán los ginebreros más tradicionales. Presenta reflejos plateados que invitan a probarla sola o con una guarnición aromática breve y humilde. No es, tal vez, la ginebra de quienes buscan potentes aromas exóticos en su combinado.

Sin embargo, 5th Air tolera bien casi cualquier mezcla, como cabe esperar de toda buena ginebra básica. Fever Tree o Schweppes (cualquiera de la gama, da rienda suelta a tu creatividad) serán una buena compañía, junto a un twist cítrico y, por qué no, unas bayas de enebro que refuercen su intención primigenia. Anímate a cuadrar el círculo, dale una oportunidad a la hermana perdida; no te defraudará.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


+ 5 = fourteen

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>