gin-953659_1280

¿Cómo ha evolucionado el gin tonic en los últimos diez años?

Ya ha pasado una década desde que el gin tonic resurgiera de sus cenizas y se convirtiera en una bebida en alza. Tanto es así que este combinado atraviesa uno de sus mejores momentos, a pesar de que se rumoree que en breve va a ser sustituido por otros grandes del universo de las bebidas alcohólicas.

Así, el gin tonic ha pasado de ser la típica bebida que se pedía en los bares y las celebraciones más tradicionales a tomarse en cualquier parte. Un éxito que se debe al giro sofisticado que requiere en el momento de su preparación. De hecho, este es tal que para elaborarlo, a día de hoy se requieren varios minutos.

Un proceso que ya hay quien ha aprovechado para hacer humor del mismo, como es el caso del barman André Sousa, que ha subido un vídeo a su cuenta de Facebook en el que ironiza en torno a la preparación del gin tonic en el momento en que se escriben estas líneas y hace diez años.

El contenido no hace más que ganar adeptos y las reproducciones del vídeo se cuentan por millones. En el mismo aparecen dos barman elaborando un gin tonic cada uno. A modo de pantalla partida, pero no de manera formal, el que se sitúa a la izquierda reproduce el gin tonic tal y como se llevaría a cabo hace diez años. En el de la derecha, hace lo propio con los combinados a base de ginebra en la actualidad.

En este sentido, no es de extrañar que el primero acabe su elaboración en medio minuto. Para tal proceso, únicamente le basta con utilizar un vaso de tuvo, hielo, tónica y un medidor para ingresar el contenido de ginebra que requiere el cóctel. Para su consumición, a continuación le añade una pajita y una servilleta bajo el vaso.

Viendo que a su compañero aún le queda rato para terminar su trabajo, decide tomárselo. Y es que el barman que realiza el gin tonic reproduciendo la elaboración de 2015 necesita varios pasos más para terminar su trabajo. Así, se dedica a mover en forma de círculo una copa de balón para que el frío del hielo se distribuya coherentemente por todo el recipiente.

Del mismo modo, pone una piel de limón en el borde de la copa y usa una vara para introducir la tónica con el objetivo de que no pierda más. Sin embargo, ahí no termina la elaboración, pues ha de introducir una serie de ingredientes a modo de complementos e incluso termina utilizando un soplete para ponerlos a punto.

Una elaboración tan complicada que ha de poner bajo la copa un mantel individual, a modo de menú de bar. De ahí que sean cada vez más los usuarios que se decanten por los combinados de antaño, simples y de fácil elaboración. Y tú, ¿con cuál te quedas?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


one + = 2

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>