identificador-personal-de-bebidas

¿Puedo saber si me han echado droga en la bebida?

Una discoteca, una copa y una droga incolora e insípida. Ese el es modus operandi de muchos delincuentes para robar e incluso violar a sus víctimas. Llámese burundanga, escopolamina, Aliento del Diablo o droga ‘Zombi’, esta sustancia anula la voluntad de las personas y prácticamente les borra la memoria.

El problema está en que se metaboliza muy rápido y apenas deja rastro. Además, por mucho que nos adviertan, es casi imposible saber si nos han echado droga en la bebida. Es imperceptible, y cuanto más elaborado sea nuestro combinado, más fácil será de camuflar.

La solución llega, una vez más, gracias a la tecnología. Con el Pd.Id podremos sentarnos a tomar un Gin Tonic tranquilamente. Se trata de un pequeño dispositivo, del tamaño de una memoria USB, que se introduce en la bebida, toma una muestra y la analiza. Tras unos segundos, sabremos si nos han adulterado o no la copa.

identificador-personal-de-bebida

¿Cómo funciona el Pd.Id?

El Pd.Id o Identificador Personal de Bebidas todavía no se comercializa. Sus creadores tienen que recaudar 100.000 euros antes del 29 de agosto. Si los consiguen, lo sacarán a la venta el 15 de abril de 2015 por un precio que rondará los 75 dólares (unos 56 euros). Tiempo más que suficiente para aprender cómo funciona:

  • Para saber si nos han echado droga en la bebida o ésta ha sido adulterada con cualquier sustancia, sus creadores se han basado en tecnología de organizaciones como la DEA (la agencia antidrogas de EEUU).
  • Una vez introducido en la bebida, mide la luz, la corriente y la temperatura.
  • Lleva dos luces LED. Si se enciende la verde, podemos beber. Pero si se ilumina la roja, más nos vale tirar la copa. Por si eso no fuera suficiente para captar nuestra atención, nos alerta por medio de un mensaje que envía a nuestro teléfono.

identificador-personal-de-bebidas

  • Lleva una batería recargable, cuya duración oscila entre los 30 y los 40 usos.
  • También existe una aplicación en la que se almacena una base de datos de las muestras y gracias a la cual podremos saber, por ejemplo, el tipo de sustancia que se ha detectado.

Se calcula que, sólo en EEUU, una de cada cuatro violaciones se producen como consecuencia de drogas echadas en las bebidas. Motivo más que suficiente para que los ciudadanos tengan la opción de saber si les han echado droga en la bebida.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


three × 2 =

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>