gin tonic hostoria

La revolución británica que nació en Holanda

Mucho se habla y escribe sobre la historia de la Ginebra, pero pocos conocen que el origen de esta mítica bebida procede de Holanda.

El genever o jenever (genever es el nombre de la nebrina en Holanda)  fue la precursora de este ambicionado destilado. El médico holandés, Francisco Silvius,  es el padre de esta bebida  elaborada a base de cereales (trigo, cebada, maíz y centeno) y aromatizada con enebro, la cual nació en el siglo XVI.  Aunque su primer uso fuemedicinal, las tropas holandesas lo usaban en sus batallas gracias al coraje que, según ellos, les proporcionaba.  Quizás en la guerra de los 80 años y luchando contra los españoles es cuando los ingleses descubren esta bebida que importan a las islas británicas. Su consumo se dispara convirtiéndose en toda una revolución. Pero los numerosos impuestos a la importación de bebidas con alcohol  hacen que su precio se dispare y que solo las clases privilegiadas pudiesen tener acceso a ella.

El primer genever que se comercializa hasta la actualidad
El primer genever que se comercializa hasta la actualidad

Viendo el éxito y demanda de este  preciado licor y ante posibles revueltas por su carestía y elevado precio, los destiladores británicos deciden crear su propio genever pero en una versión mejorada que acabará por convertirse en todo un emblema patrio.

Surgen cientos de destilerías ilegales, llegándose a comercializar la conocida ginebra de bañera. Se socializa su consumo y llega a ser la preferida de las clases bajas, pero el descontrol de las destilerías y la fiebre por la producción desmedida acarrea  problemas de salud en la población, registrándose numerosas muertes por consumo excesivo de etanol y otros subproductos  tóxicos de la destilación.

Las autoridades toman cartas en el asunto y se regula la producción de la ginebra creándose, por fin, la primera fórmula magistral del London Dry Gin,  que todos conocemos, Beefeater, creada por James Burrough en 1895 y que homenajea a los famosos  guardianes de la Torre de Londres.

Esta nueva ginebra difiriere de su predecesora holandesa en la calidad y en el número de aromas,  describiendo al destilado  británico como un perfume frente a su homólogo holandés. La London Dry Gin se elabora en torres continuas de destilación, mientras que el genever lo hace en alambiques discontinuos, y, además del enebro, se emplean diversas plantas aromáticas que marcan la diferencia entre las diversas destilerías convirtiendo sus recetas en auténticos secretos de estado. Aunque actualmente se elaboran en cualquier parte del mundo, las primeras Ginebras procedían exclusivamente de Londres, pero su consumo y demanda forzaron su expansión fuera de la ciudad británica  y,  actualmente, se sigue usando el apelativo de London Dry Gin  para referirse a un tipo de bebida más que a su origen local. Como también su propio nombre indica, las ginebras difieren del genever en que son extremadamente secas, ya que las holandesas rebajaban su contenido alcohólico con agua edulcorada y, por tanto,  su gusto era más dulce. Destacaremos también  que el genever posee un menor grado alcohólico, de hecho, se bebe solo o con hielo y la creación del London Dry Gin se elabora desde un principio con el propósito de que sea  mezclada con otras bebidas, lo que conllevó a que fuera una autentica revolución en el mundo de la coctelería.

Como vemos y aunque actualmente la Ginebra no necesita presentación, sus orígenes están ligados íntimamente al genever holandés al que debemos tanto y el que es tan poco reconocido.

3 thoughts on “La revolución británica que nació en Holanda”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


× two = 8

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>