mediogintonic

La moda del medio gin tonic

A lo mejor os pasa como a mí, que voy por la vida sin enterarme de nada, sin prestar mucha atención a lo que cuece alrededor. Si ese es el caso, tal vez también hayáis tardado un tiempo en daros cuenta, como yo, de lo extendida que está esta historia del medio gin tonic, que empezó hace unos años (me acuerdo yo) como una excentricidad y mira ahora…

¿Por qué medio si puede ser entero? Es una pregunta de difícil respuesta… Pero cuatro palabras para los defensores del bigger is better: el tamaño no importa. Ya lo habréis oído más de una vez. El caso es que yo mismo, amigo de las grandes proporciones, he tenido que reconocerle unas cuantas ventajas al medio gin tonic.

Fuente: lacoctelera.mx

Estas ventajas se aprecian sobre todo en momentos como el aperitivo o a media tarde (el afterwork de los ingleses, que es de donde viene la moda), cuando a veces no es el mejor momento para tomarse un gin tonic como la copa de un pino. Pero puede apetecer más que una caña o un vino; ahí está la gracia del medio gin tonic.

Una moda inglesa perfecta para nuestras latitudes

El medio gin tonic se sirve en un vaso corto y con hielos algo más pequeños de lo habitual, si es posible (algo que aprendí de un cliente y su Dry Martini hace muchos años ya). Por lo demás, las proporciones son idénticas a las del gin tonic en copa de balón o vaso ancho, por lo que un medio no tiene nada que envidiar a un gin tonic completo en cuanto a sabor y frescura.

Hay algunas combinaciones que pueden prestarse especialmente bien para el medio gin tonic, principalmente atendiendo a dos características: su frescura y su potencia. Cuando apetece tomar algo ligero, por ejemplo a media tarde en verano, una ginebra floral como G’Vine combinada con una tónica de burbuja fuerte como Schweppes (la de toda la vida o mejor su versión Hibiscus) y un twist cítrico da los mejores resultados.

Otro ejemplo. A los que les gustan los digestivos en el aperitivo, medio gin tonic de una ginebra seca y limpia en boca, como pueda ser con tónica 1724 y un twist de lima (para los clásicos) o dos arándanos deshidratados (para los modernos), o incluso con ginger ale y twist de naranja, puede ser una buena alternativa para cambiar de vez en cuando.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


one × 1 =

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>