6271026384_e40382e083_b

Historia de Schweppes, la tónica más antigua del mundo

Fijaos en la imagen que encabeza este artículo. ¿Es sólo una fotografía? ¿O, por el contrario, la marca que anuncia hace referencia a todo un símbolo de las bebidas refrescantes? Si como nosotros pensáis lo segundo, bienvenidos al siguiente post, en el que vamos a recalar sobre la historia de la legendaria tónica Schwppes.

Para ello, debemos viajar en el tiempo más de dos siglos. Concretamente a 1783, cuando Johann Jacob Schewepp, un ciudadano suizo, inventó una bebida a la que denominaría con su apellido. La misma estaba compuesta a partir de un sencillo método: el agregado de antihídrigo carbónico al agua con azúcar.

Y voilá, la tónica ha atravesado a generaciones enteras. Algo que se produjo, fundamentalmente, por el traslado de su creador a Londres, ciudad en la que fundó una empresa que comercializaba esta bebida pero de la que estamos seguros que nunca pensó el éxito que tendría siglos después.

Así, la condición británica de capital colonial promovió que el consumo de la tónica se extendiese por tierras indias, donde tuvieron su primer uso medicinal para combatir la malaria. El éxito fue tal que de regreso a Reino Unido fue convertida en bebida nacional.

Y no exageramos pues incluso en 1912, tras el hundimiento del Titanic, en sus restos fueron encontrados algunos botellines. ¿Increíble, no creéis? Por ello, no es de extrañar que a lo largo del siglo XX hayan sido muchos los anuncios que han dado a conocer esta bebida. Sobre todo, el archiconocido Schhhhh….Schweppes, que aludía a su componente mágico al ser descorchada.

Sólo -¿sólo?- han pasado 225 años desde su creación pero la tónica más antigua del mundo sigue siendo líder en lo que a su consumo se refiere. De hecho, se trata de la marca en la que confían siete de cada diez litros consumidos de este refresco.

Una bebida que se ha convertido en icono sobre todo en nuestro país. Porque, ¿sabíais que España lidera el consumo per cápita de tónica a nivel mundial? Si, hasta en eso nos destacamos.

De lo que no hay duda es del buen estado de salud del que goza esta popular tónica. Aquí y en Fernando Poo. Esperemos que dentro de 225 años más se pueda decir lo mismo.

Y vosotros, ¿tenéis alguna anécdota relacionada con la tónica Schweppes?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


5 × = ten

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>