oldraj55

Expreso directo Escocia-India: Old Raj (55%)

Este es el segundo y último post dedicado a las ginebras mellizas Old Raj. Hoy nos centraremos en la más fornida de las dos, la de 55 grados, la de la etiqueta azul. Como su hermana, no renuncia a las formas y características de las ginebras London Dry más tradicionales, pero se atreve a dar un gran protagonismo a una planta inusitada: el azafrán.

Y es que el propio origen de la ginebra tal y como la conocemos se hunde en los buenos viejos tiempos del Imperio, cuando los británicos campaban a sus anchas en el semicontinente indio, la joya de la corona colonial. Pero entonces nunca se les ocurrió meter azafrán en la ginebra. Eso fue idea de la destilería Cadenhead’s, la casa independiente más antigua de Escocia (1842).

El azafrán se incorpora a la ginebra después de la destilación, en forma de infusión. Esa destilación, en un alambique small pot con reflujo parcial, se realiza a partir de alcohol de grano escocés, enebro y una mezcla botánica de lo más ortodoxa (raíz de angélica, coriandro, cortezas de limón y naranja, nuez moscada, raíz de lirio, corteza de casia y almendra en polvo) que se macera 36 horas antes.

Un puente simbólico entre Aberdeen y Bombay, las Highlands y Kachemira

La apuesta por el azafrán es en principio arriesgada. Hay a quienes no les hace ni gota de gracia, otros que la aprecian como una de las mejores ginebras escocesas de todos los tiempos (y no es nueva, data de 1972). Sin embargo, los creadores han conseguido un buen equilibrio donde el azafrán es importante, pero no una diva absoluta que eclipse en resto de la gama aromática de la ginebra.

El azafrán está presente en la coloración, de un todo dorado desleído; en la nariz (es una ginebra de fuerte perfume), de forma inconfundible. En boca, con un cuerpo medio, cede el protagonismo al enebro y a tonos dulces, terrosos y tostados con un punto picante de las especias que continua en un final muy conseguido.

Old Raj 55% es, incluso más que su hermana, una de esas ginebras que hay que degustar sola, una ultra Premium de las que sólo van con hielo. No obstante, puedes sacarle mucho partido en un excelente gin tonic. No conviene insistir más todavía en el azafrán, sino darle un orientación que puede ser más tradicional (tónica Schweppes, twist cítrico y punto) o más contemporáneo (¿qué tal con Markham, pimienta y chocolate?).

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


8 + six =

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>