boe

Boë, o la reencarnación de la tradición

El dilema entre contemporaneidad y tradicionalismo afecta de una u otra manera a todas las ginebras producidas en la actualidad, que oscilan entre el respeto a los procedimientos ancestrales y las modificaciones novedosas. Boë parece haber superado ese dilema con una excelente integración entre los principios más rancios de la forma de hacer ginebra y una moderna apuesta en un mercado ansioso de descubrimientos.

Más de una vez hemos hablado en este blog de Franciscus Sylvius, aka Franz de LaBoë, el médico alemán al que se atribuye la primera receta de la ginebra, allá por los años centrales del siglo XVII. Pues la ginebra Boë no sólo se inspira en el apellido del insigne doctor; también le copia su receta de triple destilación, trece botánicos y 41,5o alcohólicos.

El Carter-Head, a la derecha

El proceso de destilación, sin embargo, presenta algunas diferencias con el del viejo médico alemán. El más destacado es la tercera destilación, en la que se incluyen los botánicos. Esta destilación se hace por vaporización, evitando un calentamiento excesivo de los botánicos, lo que permite capturar con más eficiencia sus aromas (un proceso aplicado también en otras ginebras premium y superiores).

Métodos modernos, recetas antiguas, resultados sobresalientes

Tenemos la lista completa de los botánicos que entran en el alambique Carter Head; una lista muy completa, y con algunas sorpresas. Aparte del enebro y el “equipo titular” de raíz de angélica, cilantro y cortezas de limón y naranja, Boë se construye sobre los aportes de clásicos como el regaliz, el cardamomo, la cubeba y la casia, pero contando con secundarios de lujo: raíz de lirio, almendra, jengibre y pimienta de Guinea.

El resultado es realmente sobresaliente. La destilería, ubicada en Doune (Escocia), ha conseguido una ginebra suave, seca pero muy rica en aromas. Herbal y especiada, resulta muy limpia y fresca al paladar, con tonos medios de frutos secos y un final largo y picante, gracias a la pimienta. Un conjunto redondo, coherente y que no se olvida fácilmente.

Creada en 2010 y premiada en los World Gin Awards de 2014 con la medalla de plata, Boë es una ginebra de primera línea para los muy avezados y que debe respetarse en el mundo de la mixología, si no la quieres sola o con hielo. Una tónica suave y un poco de naranja es la recomendación de los fabricantes, aunque la hemos visto con pimienta y canela como aromatizantes, una gran idea también.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


− 5 = one

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>